Un paseo por Cinque Terre, tesoro de la Humanidad en Italia

Encadenándose sobre 18 kilómetros de acantilados dentados localizados entre Levanto y La Spezia, Cinque Terre es un conjunto de cinco pueblecitos de gran belleza merecidamente declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Localizadas a orillas del mar y rodeadas por colinas y viñedos, estas pequeñas localidades salidas de una postal, ofrecen a sus visitantes un ambiente de ensueño gracias a sus escarpados acantilados, su ambiente acogedor y su deliciosa gastronomía.

Como su nombre lo indica, las “Cinco Tierras” están compuestas por cinco atractivos pueblecitos que constituyen uno de los mayores tesoros de Italia. Estos son los pueblos que las componen:

El primero de los pueblos que se alcanza desde Génova es Monterosso, que está ubicado en un pequeño golfo natural en la parte más occidental de las Cinco Tierras, es la localidad más poblada de las Cinque Terre y cuenta con las playas más extensas de la zona.

Vernazza se encuentra localizado al norte de las Cinque Terre, es un hermoso pueblo marinero en el que las antiguas casas de colores se agrupan junto a sorprendentes acantilados. Cuenta con un atractivo puerto natural, un antiguo castillo y una encantadora iglesia localizada junto al mar.

El pueblo de Corniglia está asentado sobre un escarpado promontorio de 100 metros de altura, Corniglia es el pueblo más elevado de las Cinque Terre y se encuentra rodeado por un majestuoso paisaje de viñedos y olivares.

Manarola cuenta con un carácter colorido y animado, es el más antiguo de la Cinque Terre y además de recibir una gran cantidad de turistas aún conserva como pilares básicos para su economía, la pesca y la viticultura.

El último de los pueblos que se alcanza desde Génova pero el más cercano a La Spezia es Riomaggiore, un tranquilo pueblo de pescadores con carácter pintoresco en el que resulta un auténtico placer perderse por sus coloridas y empinadas callejuelas.

Cinque Terre es uno de los tesoros mejor guardados de Italia, una porción de terreno suspendido entre la tierra y el mar que no deja indiferentes a sus visitantes. La zona aún conserva su encanto de antaño y los agricultores continúan trabajando en los empinados terrenos como lo han hecho durante siglos.

Las Cinque Terre se encuentran a unos 160 kilómetros de Florencia, por lo que resultan un destino ideal para una excursión de un día. En este lugar se encuentran playas mediterráneas, hermosos senderos, delicias marinas frescas y pictóricos paisajes de cantos rodados. Es altamente recomendable realizar el paseo en barco recorriendo las 5 Terre.

Hebe Costa