Se unieron para hacer quesos de tradición europea y triplicaron sus exportaciones en un año

El grupo nació en 2019 para aunar esfuerzos y tratar de ganar mercado internacional. Son pymes cordobesas fabricantes que constituyeron el grupo “Sensaciones queseras” y en los primeros seis meses del año vendieron afuera por US$1.450.000 unos 350.000 kilos. La cifra ya duplica la de todo 2023.

Las empresas que integran el grupo son Capilla del Señor (Villa María), Quesos Especiales (Arroyo Cabral), Cotahua (Huanchillas, planta en Coronel Moldes), Samijor (marca Tambo Don Santiago, Calchín), Savaz (Ucacha) y Lácteos San Basilio (de la misma localidad). Todas son actores de importancia en el desarrollo económico de sus localidades del interior cordobés. Exportan entre 5% y 15% de su producción.

El grupo tiene una capacidad de procesar 400.000 litros de leche diarios y transformarlos en quesos de tradición francesa (brie, camembert, capricho), especialidades de tradición italiana (Taleggio, Fontal, Di Malga), Queso Azul (tipo roquefort), quesos de la línea saludable (light, sin sal, deslactosados, etc), quesos duros (parmesano, sardo), semiduros (provolone, provoleta, danbo, tybo), mozzarella, entre otros.

Ramiro Farías, asesor y coordinador del grupo, señala que Brasil fue el principal destino de los envíos, aunque este mes se retomaron exportaciones a Perú, que se suman a la continuidad que registran las que van a Bolivia. “Estamos avanzando con una próxima operación a Paraguay, que de concretarse permitirá abrir el cuarto mercado activo en Sudamérica”, precisa.

La “innovación”, remarca el asesor, es una “marca” que distingue al grupo ya que están de manera permanente buscando “crear productos” y adaptarlos a los “requerimientos y atributos culturales de mercados externos”.

La diversificación de mercados es uno de los objetivos estratégicos del grupo que, en ese contexto, también quiere profundizar su presencia en Brasil, donde ya cuentan con tres clientes regulares en zonas claves como son los estados del sur, San Pablo y el nordeste.

La primera exportación que concretaron fue en el 2022, cuando embarcaron por US$35.000; el año pasado saltaron a US$525.000. Un factor clave de la estrategia de posicionamiento de las empresas es la participación en ferias internacionales, a las que llegan con el apoyo de la Agencia ProCórdoba y de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

Farías plantea que, gracias a la presencia en esas ferias -por ejemplo las brasileñas APAS y APRAS- recibieron visitas de potenciales importadores de ese país, quienes visitaron las plantas industriales y degustaron los quesos. Ya tienen planificado una gira comercial a Paraguay para desarrollar el potencial de ese mercado.

La estrategia del grupo se sustenta en el “esquema asociativo como herramienta para mejorar la competitividad, al articular conjuntamente una oferta exportable atractiva en cuanto a escala y variedad de productos, reducir costos y dificultades de acceso a la información, y optimizar la inteligencia y gestión comercial”.

Farías explica que se hicieron envíos de productos a mercados como Vietnam, Colombia, México, Chile, Taiwán, pero no se pudo concretar negocios. Una de las integrantes del grupo está trabajando para habilitar el mercado chileno.