San Cayetano, el patrono italiano del pan y del trabajo

Cada 7 de agosto miles de fieles se congregan en la iglesia de Liniers para honrar al patrono del pan y el trabajo.
San Cayetano, quien fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X.

Desde entonces, la Iglesia Católica lo reconoce como San Cayetano, el santo de la providencia, patrono del pan y del trabajo.

La vida de Cayetano, el noble que se convirtió en sacerdote

Cayetano de Thiene, llegó al mundo el 1 de octubre de 1480 en Vicenza (Italia) en el seno de la familia de los condes de Thiene. Fue el último de los tres hijos del conde Gásparo di Thiene —un militar que murió en 1492— y de la condesa María Da Porto, una laica que se consagró a la orden de Santo Domingo.

Hay que acordar que en las familias de los nobles el primer hijo heredaba tìtulo y bienes, el segundo se volvia militar y el tercero sacerdote. Fue bautizado con el nombre de un tío que era canónigo docente de Derecho en la Universidad de Padua, fallecido poco antes de su nacimiento.

En 1503, recibió el doble doctorado en Derecho Civil y Canónico por la Universidad de Thiene. Poco más tarde, fue nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma. Julio II habìa recien sido nombrado Papa.

San Cayetano era contemporaneo de Cesar y Lucrecia Borgia, de Leonardo y de Miguelangel. Desde ese lugar ayudó a reconciliar a la Santa Sede con la República de Venecia y posteriormente se retiró de la vida cortesana, en 1513, para fundar una sociedad de sacerdotes y prelados, el Oratorio del Amor Divino. En 1514 fue ordenado sacerdote. Ya dedicado de lleno a la vida religiosa fue confesor y fundó el Ospedale degli Incurabili, un hospital para enfermos incurables .

Corría 1515 cuando Martín Lutero peleaba en Alemania contra el comercio de indulgencias, lo que terminaría dividiendo a la Iglesia. Cayetano dedicaría su vida a luchar contra la Reforma protestante luterana. En la consolidación de su acciones, fundó la Orden de los Teatinos o de los clérigos regulares (que tenía el objetivo de servir a los más pobres y la misión de renovar el espíritu) que fue aprobada por Clemente VII el 24 de junio de 1524 y confirmada definitivamente en 1532. A ellos sumó la labor misionera de los sacerdotes.

Más tarde fundó la organización de beneficencia Monte di Pietà (luego Banco de Nápoles) y en Venecia se asoció con Jerónimo Emiliani —un noble laico que decidió dedicarse a los pobres y huérfanos—a quien ayudó a fundar otra orden de clérigos regulares, la Orden de los Padres Somascos. Murió el 7 de agosto de 1547, a los 67 años, a causa de una enfermedad.

La misa de Mons Poli

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli ofreció hoy la misa central en la Iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, antes miles de personas que divididas en dos filas hicieron hicieron cinco cuadras de cola para ingresar al templo para pedir por pan y trabajo, mientras curas bendecían las espigas y estampitas de los fieles.

Poli celebró la misa bajo el lema “querido San Cayetano, ayúdanos a ver al Cristo vivo en cada hermano”.