“En 2016 los italianos en el exterior transfirieron a Italia 7,2 mil millones de euros”

Es lo que declara Mario Caruso, presidente de Italia Civile Popolare, electo en la jurisdicción exterior y miembro en la Cámara del grupo Des-Cd, sobre los datos arrojados por el informe anual 2016 de la Banca d’Italia y publicados en Corriere.it en un artículo firmado por Federico Fubini. Y prosigue: “los datos sobre los envíos de divisas de los italianos en el exterior desmientes una vez más las voces de quienes quieren disminuir el valor de los connacionales en el mundo. En cambio, su presencia en los cinco continentes no sólo representa una riqueza cultural simbólica sino que se transforma en una verdadera riqueza para nuestro país, que saca provecho sumando medio punto del P.B.I. gracias al flujo de divisas que los italianos envían a su madrepatria”.

los datos son concretos y “El informe de Bankitalia es elocuento incluso hacia quienes no quieren escuchar”, continúa Caruso. “En 2016 los italianos en el exterior transfirieron a Italia 7,2 mil millones de euros, poco menos del producto interno bruto, una cifra a la que se suman por un lado los capitales que los italianos en el mundo consumen en sus numerosos viajes a Italia, y por el otro lado el empuje económico positivo de la promoción del made in Italy. De hecho nuestros connacionales son los primeros embajadores del estilo italiano en todos los sectores y es gracias a ellos si el mundo conocer el diseño, la moda, la gastronimía y todas las demás excelencias que nos hacen únicos”.

A los datos económicos le siguen de inmediato las declaraciones políticas, el diputado concluye observando que “esta riqueza que vuelve debe hacernos pensar sobre la presuntuosidad de los ataques de quienes dudan respecto del peso electoral de nuestros connacionales. Se trata de polémicas sin fundamentos e incluso ingratas, dado que el valor agregado que estas remesas representan para nuestra economía. Les respondemos con lo números a los que afirman que quienes viven en el exterior no deberían votar. Los que residen por fuera de las fronteras nacionales no sólo para impuestos en Italia sino que contribuye de manera positiva al crecimiento del país”.