La influencia italiana en la producción de aceite de oliva en Argentina

La migración siempre lleva con si mismo historias de intercambios y encuentros entres pueblos y culturas; así fué a final del 1800 cuando, en la primera ola migratoria desde Italia, llegaron “los paisanos” con una maleta llena de sueños y esperanzas para “Fare l’ América “ ( hacer la América).

De los barcos no solo bajaron manos para cultivar la tierra o construir ciudades, también bajaron recetas, platos e ingredientes, uno sobre todo, infaltable en la cocina Italiana: el aceite de oliva.

¿Es importante que un pueblo mantenga sus tradiciones? Sin lugar a dudas que lo es. Y los italianos, además de llevar y mantener sus tradiciones, crearon y fomentaron la producción de aceite de oliva de Argentina dando vida a una nueva industria proyectandola hacia el futuro.

Para conocér más sobre el tema hemos conversado con el Hermano Lic. Agustin Borzi, Salesiano de Don Bosco, experto conocidor del sector olivicola, el cuál, con mucha disponibilidad nos ha permitido entender con mas exactitud la relación que hubo entre los inmigrados, el AOVE y Argentina.

Señor Borzi, ¿se puede decir qué el aceite de oliva bajo de los barcos?

Demasiado largo sería recordar las numerosas manifestaciones, imágenes, similitudes, inspiraciones, que el olivo suscitó en el ánimo, en la inteligencia y el ingenio de los hombres.

Ciertamente la dieta mediterránea es el elemento fundamental de unión de los inmigrantes que descendían de los barcos en la Boca del Riachuelo trayendo todo su bagaje cultural y gastronómico.

Realmente Italia y los inmigrantes nos acompañan con sus tradiciones acercándonos al milenario olivo y su precioso elixir el AOVE nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra.

Hablar de olivos y aceites desde la óptica italiana sería muy difícil sin tener en cuenta a el Dante.

Dante Alighieri – Divina Commedia (XIV secolo) Purgatorio -Canto trentesimo-

Canto XXX, dove narra come Beatrice apparve a Dante e Virgilio il lasciò, e lo recitare per l’alta donna de la incostanza e difetto di Dante, e qui l’auttore piange i suoi difetti con vergogna compuntiva

sovra candido vel cinta d’uliva

donna m’apparve, sotto verde manto

vestita di color di fiamma viva.

El aceite dio impulso a una nueva industria nacional; ¿los italianos abrían fabricas o trabajaban en los olivares?

Evidentemente los italianos han llegado con su ciencia oleícola a la Argentina para organizar sus pequeñas empresas y luego ir creciendo como industriales tal el caso de Tittarelli, Singaretti, Vannucci, De benedectis,etc. Eran los famosos frantoianis (elaboradores de aceite de oliva) .

¿Cuál era la relación entre la olivicultura de los inmigrantes y la iglesia?

La historia empieza el 14 de diciembre de 1875 cuando llegaron a Argentina los primeros diez misionarios Salesianos y algunos de ellos se establecen en el Rodeo del Medio, departamento de Maipú en Mendoza, con la misión de desarrollar actividades de evangelización, educación y promoción social de los inmigrantes de la zona.

En el año 1898, los salesianos reciben, como donacion, una finca de varias hectáreas con viñedos y una bodega en funcionamiento para ser destinada a la creación de una escuela de agricultura que permitiera la enseñanza de las labores de agricultura a los jóvenes.

Paralelamente a la producción de vino, en el año 1932, con la ley de fomento de la olivicultura, nace la producción olivicola y la escuela Don Bosco, la prima en dedicarse al aceite de oliva.

La primera fabrica comenzó a funcionar con la adaptación de la piedra de un molino harinero con una prensa con lo cuál se concreta un molino de aceite que permitira elaborar el primer Aceite de Oliva Virgen Extra Don Bosco.

El proceso productivo estuvo sostentado no solo en la práctica, sino en la teorización y los maestros pusieron especial enfasís en la formación docente creando el Titulo de Olivicultor en la decáda de los ’30.

En el año 1954 se decide inaugurar la nueva planta con maquinaria italiana Galardi de Firenze; la producción siguió y resistió en el período de declive de la olivicultura argentina ( entre los años 60 y los años 90) y en 2005, después de varias décadas de espera la Almazara llega a instalar maquinaria Rapanelli con metodo Sinolea.

Actualmente se elaboran 50.000 kg de aceitunas con variedades Arauco, Arbequina, Manzanilla, Empeltre, Farga y Frantoio obteniendo así el blend caracteristico de Aove Don Bosco.

A parte la economía qué dejaron, ¿Ud. conóce algunas anécdotas, reliquias o curiosidad de los italianos relaciónadas con el aceite de oliva?

Lo notas en un caso muy interesante como Doña Teresa Barbera fundadora de los Ristorantes Italianos de Mendoza La Marchigiana y Francesco su nono le decía al salir de Italia “guarda Don Bosco” al entregarle un cuadro del santo turinés patrono de la juventud. Y ella lo conserva en su ristorante junto a la anécdota y a las recetas familiares.

Emigrar para lo desconocido, dejar el lugar donde uno nació, los amigos, tal véz algunos familiares; el día a día desavanece los recuerdos dejando solo la más importantes y valiosos. Así fué para los italianos qué, solo por quierer cocinar sus platos con un poco de oliva crearon una industria nacional.

El aceite Argentino, hoy, va más allá del simple producto olivicolo; una botella de AOVE es un aceite qué encierra un conjunto de valores simbolicos: desde los primeros misioneros Salesianos hasta los centenares de barcos llenos de esperanzas, lagrimas y sueños que dieron impulso para crear un aceite de oliva unico en el mundo.

Fuente: OLIO del SUR: La influencia italiana en la producción de aceite de oliva en Argentina.