Irse del país: ¿es más fácil ser inmigrante en la Argentina o instalarse afuera?

Irse del país es una decisión difícil de tomar. Más complicado se hace con todos los papeles y trámites que hay que realizar para poder viajar y trabajar en el exterior. Ahora bien, cada país tiene sus reglas para sacar sus visas y residencias. Las crisis económicas y la inseguridad suelen ser las principales causas de emigración.

Según la BBC, más de 243 millones de personas en todo el mundo viven fuera de sus países de origen. En los momentos de crisis, se genera un clima migratorio, expresado en un mayor deseo de las personas de residir en el exterior, con independencia de las posibilidades efectivas de poder hacerlo.

“La causa de una emigración no es una sola, son muchas. La estabilidad económica y la seguridad son dos aspectos que la Argentina ha ido perdiendo y fueron dos de sus características que muchos inmigrantes buscaron al llegar a nuestro país”, dijo Ivan Sasovsky, fundador y CEO de Sasovsky & Asociados.

“La gente emigra porque está agotada. Muchos están sin empleo, otros no llegan a fin de mes. No hay esperanza para lograr un poco de estabilidad y de poder disfrutar un poco más la vida”, dijo Eliana Diehl. Ella es argentina, vive hace seis años en España y fundó ArgentApp, aplicación que arma una red para los que quieran irse a Europa.

Ella vivió en primera persona lo que significa el desarraigo de su país, su familia y amigos, y consideró que en materia de trámites es más fácil migrar hacia la Argentina que a otro país porque pide menos requerimientos para ingresar, pero su vez vivir en la Argentina “no es fácil”.

El año 2020 no fue distinto en este sentido. Muchas personas comenzaron a buscar opciones para irse del país e incluso, aquellos que tuvieron la oportunidad, comenzaron los trámites para sacar ciudadanías europeas o residencias uruguayas.

Sumado a todos los trámites que se deben realizar para poder vivir y trabajar en cada país, se agrega la pandemia que, desde que arrancó, trajo más restricciones. A pesar de la crisis económica y el Covid-19, el país sigue abierto a inmigrantes.

Con o sin la pandemia, la gente que quiere migrar lo hace. Ahora bien, ¿es más fácil ser inmigrante en la Argentina o emigrar del país? En diálogo con LA NACION, los entrevistados coincidieron que pospandemia la Argentina va a seguir igual de abierta a inmigrantes, pero emigrar hacia otros países puede llegar a tener restricciones más duras.

Sasovsky aseguró que los vaivenes políticos son los que a fin de cuentas “determinan si vamos a ser un país receptivo y qué tipo inmigración se va a tener”. Por otro lado, sostuvo que “por las características del argentino en el mundo siempre son bien recibidas”.

“Hoy en día Argentina tiene las dos cosas: es un país receptor y hay argentinos en el exterior. Es un país muy abierto y sobre todo para los migrantes que vienen de la región”, dijo Lelio Mármora, director del Instituto de Políticas de Migraciones y Asilo (IPMA).

En tanto, aseguró que para las personas de la región es “relativamente fácil” venir al país en comparación a los países que suelen elegir los argentinos, como España y Estados Unidos. “La pandemia va a dejar más restricciones que antes. La posibilidad de irse del país y migrar no va a ser fácil, y sobre todo para aquellos que quieran migrar a países desarrollados”, dijo.

Inmigrante en la Argentina

La inmigración en Argentina procede principalmente de Venezuela, Paraguay, Bolivia, Colombia y Perú. De mayor a menor, el país que encabeza es Venezuela con un total de 65.074 de inmigrantes en 2019 y 25.511 hasta octubre de 2020.

“La ley iguala al inmigrante con el argentino, tienen los mismos derechos”, dijo Florencia Carignano, directora nacional de Migraciones, y aseguró que el país tiene una política inmigratoria abierta hacia la inmigración.

“Las principales nacionalidades que vienen acá llegan de lugares donde hay crisis económicas fuertes”, dijo. Si se ven los datos del Ministerio de Interior, se puede ver que hay una tendencia a que las migraciones provenientes de estos lugares disminuyan.

¿Qué se necesita para vivir y poder trabajar en Argentina? Hay tres tipos de residencia según la ley: transitoria, temporaria y permanente. Se suma la precaria, que es una constancia de inicio del trámite, que otorga regularidad en el país hasta la resolución del mismo. Tiene una validez de 90 días, prorrogable indefinidamente.

Solo es posible obtener DNI argentino para aquellos que obtienen temporaria o permanente. Ciudadanos del Mercosur y asociados obtienen temporaria por dos años. Luego de ese lapso cambian de categoría a permanente. Salvo en los casos que son del Mercosur y tienen vínculo con un argentino o residente permanente, que obtienen directamente esta última categoría.

En el caso de los No Mercosur, todas las residencias son por un año, siempre que invoque las subcategorías que menciona. Luego de ese año prórroga por idéntico plazo. Luego de una residencia de tres años, puede reconvertir por arraigo a permanente.

Emigrar al mundo

La emigración de la Argentina se ha dirigido especialmente a España, donde van el 25,65%, Estados Unidos, el 21,24% y seguido de lejos por Chile, el 7,18%.

Desde que comenzó la pandemia de Covid-19, solo los argentinos con ciudadanía pueden viajar a Europa. El “espacio UE+” establece que países, fuera de la Comunidad Europea, pueden viajar allí.

Por ejemplo para residir y trabajar en España, un argentino que no es ciudadano de la Unión Europea puede sacar una residencia superior a tres meses con tarjeta de residencia si tiene un familiar que si es ciudadano de la UE.

Pero para los que no son ciudadanos y tampoco tienen un familiar que lo sea, deben acceder a un visado para residir legalmente. El primer trámite que deberán realizar es el empadronamiento, que consiste en mostrar que los interesados tienen un contrato de alquiler superior a seis meses.

En el caso de querer residir y trabajar en Estados Unidos de forma permanente, tener la Green Card no es nada fácil. Además, se necesita tener alguna visa de antemano, estar casado con un ciudadano norteamericano o invertir dinero en el país.

Recién a los cinco años de estar residiendo de forma legal con este documento se puede solicitar la nacionalidad norteamericana. En caso de que se haya expedido por matrimonio con una persona de nacionalidad norteamericana, alcanzará con tres años para poder solicitar el pasaporte.

Hay diferentes tipos de visa: de estudiante, de trabajo y de trabajos de temporada. Según cada tipo, son las condiciones que se deben cumplir y el tiempo que uno puede quedarse y renovar los papeles si lo desea. En muchos casos, cuando se logra renovar la visa se puede solicitar la Green Card.

Maria Filgueira (publicado por La Nación el 16/11/2020)

Fuente https://www.lanacion.com.ar/economia/negocios/inmigracion-vs-emigracion-nid2508878