Conte recargado

El resultado de las elecciones regionales y del referéndum constitucional celebrados entre el domingo y el lunes en Italia supone un espaldarazo para el Gobierno de coalición de centroizquierda gracias al sólido resultado del Partido Democrático (PD) y a la derrota de la Liga de Matteo Salvini. La formación socialdemócrata ve así reforzada su aceptación entre el electorado y puede exigir una reconfiguración de fuerzas en el Ejecutivo presidido por Giuseppe Conte.

En los primeros comicios tras la aparición de la pandemia —de la que Italia ha sido una de las primeras y mayores víctimas— se dirimían los Gobiernos de las regiones de Liguria, Toscana, Véneto, Las Marcas, Apulia, Campania y Valle de Aosta. La ultraderecha liderada por Salvini se había marcado como objetivo prioritario Toscana. De haberla conseguido, el líder de la Liga hubiera obtenido una victoria histórica fundamental para su proyecto de desestabilizar al Ejecutivo central, formado por el PD y el Movimiento 5 Estrellas (M5S). Una estrategia que persigue desde que él y su partido fueran expulsados en 2019 del Gobierno de Conte —un abogado en la órbita del M5S— y reemplazados precisamente por el PD. Un triunfo de Salvini habría supuesto además un golpe demoledor porque Italia se encuentra inmersa en el proceso de negociación de sus presupuestos, que tienen que hacer frente a la crisis económica provocada por la covid-19 y en los que no es una cuestión menor cómo se van a repartir los fondos procedentes de la Unión Europea.

No ha sido así. La izquierda ha retenido su bastión histórico y ha ganado en otras dos regiones. Pero además lo interesante está en el reparto de votos. Mientras que el M5S desciende notablemente, el PD, que representa a la socialdemocracia tradicional y de corte europeísta, logra un sólido resultado que le permite reclamar el título oficioso de ganador de estas elecciones locales. Con un discurso moderado y estando en el Gobierno durante uno de los periodos más difíciles de la reciente historia de Italia, ha obtenido un importante resultado. En este sentido, los votantes han transmitido un mensaje de aceptación para una gestión que está siendo lógicamente complicada, pero en la que los italianos perciben un cierto grado de eficacia. El M5S tampoco ha quedado herido de muerte. Su propuesta de reducir en un tercio el número de diputados y senadores —apoyada sin mucho entusiasmo por sus socios de gobierno socialdemócratas— ha sido respaldada por abrumadora mayoría.

Y aunque tenga que lidiar ahora con una posible reordenación interna del poder, quien puede estar más satisfecho es Conte; ambos resultados refuerzan a su Gobierno de coalición en un momento en que Italia necesita estabilidad política y claridad financiera.

Fuente https://elpais.com/opinion/2020-09-22/conte-reforzado.html