Category archive

General

Ezequiel Toti: “el modelo único mundial ha elegido a Putin como villano numero uno”

Ezequiel Toti es Regional Manager para América Latina para una compañía internacional de telefonía VoIP, retirado de una de las Fuerzas de la Nación y consultor en prospectiva estratégica, inteligencia anticipativa y gestión de crisis. Profesor Honorario en Ciencias Políticas por el Instituto Pablo VI, de Cantabria, España.

Con su equipo analiza la información en el dominio publico y recrea posibles escenarios para clientes, mayormente empresas y privados.

¿Qué postura diferencia a Europa Oriental de Europa Occidental frente a Rusia?

La gran diferencia radica en los países que son aliados de Rusia y los que no: Son aliados los países en el seno de la OTSC, la alianza militar que surge tras la caída de la URSS. Pertenecen a la misma Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

¿Por qué Polonia y Ucrania se volvieron tan anti-rusas?

Para ser exactos Ucrania no es anti-rusa en su totalidad, Donetsk y Luhansk son dos regiones situadas en la zona oeste de Ucrania que son pro-rusas.

En líneas generales sin embargo hay un sentimiento general de ruso fobia, por ejemplo en Varsovia prohibieron la opera Godunov y en Italia un curso sobre Dostoievski. Oscilamos para variar de la cultura del ”prohibido prohibir” a la cultura de la ”cancelación” políticamente correcta.

Todo esto siempre fomentado por los medios mainstream que ya eran anti-rusos antes del estallido de esta guerra, cuyos exactos mismos titulares otrora dedicados a Trump hoy recaen sobre Putin. Sin duda una Rusia católica ortodoxa, nacionalista y que reexamina la historia monárquica validando a los Zares no conviene a ciertos intereses.

¿Qué sucedió cuando la URSS se disolvió el 25 de diciembre de 1991?

Las consecuencias de todo tipo exceden una respuesta breve, pero en esencia el fin de la Guerra Fría y el triunfo de Estados Unidos son la gran consecuencia, erigiendo así a este país como el más poderoso del mundo, irónicamente hoy tienen un presidente sumamente debilitado, como sucede en mucho país, que irónicamente coincide con uno de los ítems del decálogo de Lenin de 1919 donde dice ”Destruya la confianza del pueblo en sus líderes”.

Hay una crisis de liderazgo, con lideres que tienen los días contados y con la posibilidad de que su mal liderazgo incida en malas decisiones que nos afecten a todos, malas decisiones nucleares incluidas…

¿Cuáles son los motivos declarados de este conflicto?

Kiev se negó a cumplir los acuerdos de Minsk y Rusia esperó ocho años con paciencia. No puede decirse que Putin simplemente se levantó de mal humor un día o enloqueció para tomar esta decisión con un ánimo imperialista, también fue provocado e ignorado sistemáticamente.

¿Cuáles son las razones verdaderas?

Las razones siempre son múltiples y difíciles de saber en su totalidad, ni aunque tuviésemos a Putin en el mismo salón diciéndonos sus motivaciones tendríamos certeza del motivo. Algo sin embargo es seguro, no hay héroes y villanos, ni mucho menos salvadores en política, pero el modelo único mundial ha elegido a Putin como villano numero 1. Los grandes medios caen en una constante desinformación, hasta llegan a pasar imágenes del videojuego ArmA3 como autenticas imágenes del teatro de operaciones. Por cierto, tampoco olvidemos que Volodymyr Zelens’kyj es actor de profesión.

¿Cuáles son las estrategias en juego?

Las estrategias deben examinarse entendiendo que las guerras de hoy en día no son guerras tradicionales, de hecho una valida lectura de la pandemia podría hacerse (sin negar el virus) como la de una guerra mundial de corte mediatico-psicológico. El miedo es el arma que mas paraliza a una población, para contrarrestarlo se necesita que aquellos que permanecen mas lucidos ayuden a reaccionar a los desmoralizados y paralizados.

Venimos de la inyección de pánico eco-terrorista, pasamos al pánico sanitario, ahora se viene el de la guerra y de la mano nuevamente del cambio climático en paralelo. Nuevas formas de terrorismo pueden ser implementadas de la mano tal vez del terrorismo de izquierda de inspiración maoísta.

Con la pandemia se abrió un nuevo tipo de mentalidad colectiva de cuestionamiento y de búsqueda de modelos alternativos de todo tipo, esto en algunos países toma una forma más pacífica y en otros más violenta, sumado a otros tantos factores uno puede especular con la posibilidad de mayores divisiones. Esto ocurriría por ejemplo en EE.UU. con separatismos y guerras civiles, en Europa con la posibilidad a la larga de una unificación de todas estas divisiones en una única gran división y una única guerra.

¿Cuál es el peso especifico de la postura de Italia y Alemania dentro de la OTAN?

Alemania ha sido históricamente aliada de Rusia. Rusia fue un invasor, pero también un liberador del nazismo. En lo que respecta a Italia podría ser una buena oportunidad para declarar neutralidad y salirse eventualmente de la OTAN.

En Europa en general falta de una línea común en materia de política exterior y defensa. La Unión Europea a modo de ejemplo promueve pocas soluciones concretas y minimiza a los bloques como el conservador CRE que propone alternativas.

¿Cuáles serán las consecuencias económicas del Conflicto?

La guerra por ahora parece estar siendo ”sostenible” y su duración probablemente dependa de si los Estados Unidos intervienen de algún modo, los cuales a la fecha son los que más están ganando con esto, vendiendo el gas que Putin dejó de vender a Europa y haciéndolo con un 40% de aumento.

Las sanciones a Rusia fueron absolutamente inútiles, un error infantil de quien parece no comprender el espíritu ruso o tal vez una mera advertencia al mundo de lo que significa oponerse al modelo único imperante. Hay una tendencia en aumento en países no occidentales a evitar el dólar como moneda de intercambio, esto no debe pasarse por alto y sin olvidar que un default ruso puede causar un colapso económico, en definitiva nada nuevo bajo el sol, quien gana es la industria armamentista.

Edda Cinarelli

Viajar a Italia es cada vez más fácil para los argentinos: cuáles son las nuevas medidas

Con la etapa restrictiva de la pandemia de Covid ya consumada, los diversos países que habían cerrado sus fronteras ahora comienzan a abrirse para la recepción de turistas de todo el mundo. De esta manera, los impedimentos para el ingreso a otros territorios se flexibilizaron e inclusive aumentaron la cantidad de países que no exigen requisitos de vacunación.

Las últimas cifras publicadas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) marcan que, medido en pasajeros-kilómetro de ingresos, “el tráfico total en marzo de 2022 aumentó un 76,0 % en comparación con marzo de 2021. Los volúmenes de marzo fueron los más cercanos a los de 2019 antes -niveles pandémicos, en un 41% por debajo”. El aumento interanual marcado en febrero fue aún mayor, con un 115,9%.

Italia no es la excepción de este cambio y desde el 1 de mayo de este año está vigente la nueva reglamentación para el ingreso de ciudadanos argentinos. Si la situación se mantiene estable es probable que la medida sea prorrogada más allá de la fecha de finalización programada para el 15 de junio, aunque no se debe descartar una flexibilización.

A esto se la suma que no se deberá completar una declaración jurada para salir del país, medida anunciada a principios de abril por la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano.

VIAJAR A ITALIA ES MÁS FÁCIL: LOS REQUISITOS QUE PIDEN PARA ENTRAR

Los viajeros podrán entrar en tanto cumplan con cualquiera de estos requisitos:

1. Vacunación completa con dosis autorizadas por la Agencia Europea de Alimentos (EMA) como lo son Pfizer, Johnson & Johnson, Novavax, Moderna y AstraZeneca; y que hayan sido aplicadas hasta nueve meses antes de la fecha de ingreso.

2. Vacunación completa con inoculante autorizado por la EMA más una dosis de refuerzo (booster).

3. Haber sido dado de alta de Covid-19 seis meses antes del ingreso a Italia.

4. Resultado negativo de test PCR realizado mediante hisopado en las 72 horas previas al ingreso a Italia o test de antígenos de resultado negativo realizado en las 48 horas previas al ingreso al país.

Los requerimientos impuestos por las autoridades italianas no impiden el ingreso -no así como ocurría con anterioridad- para aquellas personas que estén vacunados con dosis de Sputnik o Cansinoya que podrán realizarse un test previo al viaje.

En cuanto al uso de las mascarillas en espacios públicos, el texto que dispuso el fin de la declaración jurada en Italia también reformó su uso en espacios públicos como bares y restaurantes, aunque sigue siendo obligatoria en todos los medios de transporte públicos (aviones, subtes, trenes, buses y más), así como en salas de espectáculos (cine, teatros, salas de concierto, entre otros) y en establecimientos relacionados a la salud.

VIAJAR AL EXTERIOR MÁS FÁCIL: EL GOBIERNO ELIMINÓ RESTRICCIONES CLAVE PARA SALIR DEL PAÍS

El Gobierno nacional flexibilizó en abril el ingreso al país y estableció nuevas medidas de sanidad en las fronteras al considerar necesario “una paulatina y gradual reducción de los requisitos impuestos” por la normativa de emergencia dispuesta por el coronavirus.

Los mismos datos ahora serán consignados por un inspector en el trámite migratorio. Solamente deberá llenarse la DDJJ para el ingreso al territorio nacional”, marcaron desde Migraciones.

LOS ÚNICOS DOS REQUISITOS QUE PIDEN PARA ENTRAR AL PAÍS

  • Los argentinos, argentinas o residentes deberán completar, dentro de las 48 horas previas al inicio del viaje, la declaración jurada electrónica (DDJJ) declarando su estado de vacunación.
  • Las personas extranjeras no residentes deberán completar también, dentro de las 48 horas previas al inicio del viaje, la declaración jurada electrónica (DDJJ) declarando su estado de vacunación y deberán tener un seguro de salud Covid-19 con cobertura de servicios de internación, aislamiento y/o traslados sanitarios.

LA REANUDACIÓN DE LOS VIAJES COMERCIALES A ITALIA

Aerolíneas Argentinas informó semanas atrás que la ruta que unió a Buenos Aires con Roma volverá a estar operativa tres veces por semana a partir del 2 de junio.

Esta funcionará los días martes, jueves y domingos, con horario de partida a las 22:50 horas desde el Aeropuerto de Ezeiza y con horario de arribo al Aeropuerto de Fiumicino a las 17:00.

De a poco se van restableciendo los vuelos internacionales, dado que en un principio crecieron mucho los vuelos domésticos. La oferta internacional se está activando y nosotros estamos haciendo una apuesta muy importante con Brasil con cuatro vuelos semanales a Brasilia, Curitiba, Porto Alegre. Además de poner tres vuelos semanales a Roma, desde junio“, declaró semanas atrás Pablo Ceriani, el presidente de Aerolíneas Argentinas.

La aerolínea de bandera argentina no será la única: ITA Airways, la nueva empresa de italiana que sucedió a Alitalia, ofrecerá la misma ruta que Aerolíneas Argentinas también a partir de junio.

CIUDADANÍA ITALIANA: EL TRÁMITE PARA SACARLO SERÁ MÁS FÁCIL, CÓMO PEDIR LOS TURNOS Y CUÁLES SON LOS REQUISITOS

El Ministerio del Interior de Italia anunció que creará un comité técnico para estudiar los modos de simplificar las gestiones para la tramitación de la doble ciudadanía, con el objetivo de incentivar a aquellos residentes argentinos que la quieran sacar y cuadren en los requisitos específicos.

La medida fue anunciada junto al ministro del Interior nacional, Eduardo “Wado” De Pedro, quien comunicó que Italia creará un grupo de trabajo para estudiar de qué modo se pueden facilitar los inconvenientes más comunes al momento de tramitar la doble ciudadanía ítalo-argentina.

Fuente: Viajar a Italia, cada vez más fácil para los argentinos: cuáles son las nuevas medidas – El Cronista

Día de la Virgen de Luján: ¿por qué se celebra el 8 de mayo?

La Iglesia Católica celebra cada 8 de mayo el Día de la Virgen de Luján, festividad que todos los años genera una gran convocatoria y peregrinación hacia la Basílica situada en la ciudad homónima, a unos 70 km al oeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fue en 1887 cuando el entonces Papa León XXII coronó a la Virgen como “Nuestra Señora de Luján”, y la consagró como la virgen representativa de la feligresía católica argentina.

El Poder Ejecutivo de la Nación declaró además a la Virgen de Luján como patrona de las rutas argentinas en 1944, como patrona de la Policía Federal Argentina en 1946 y como patrona de los ferrocarriles argentinos en 1948.

¿Qué día se le prende vela a la Virgen de Luján?

Es una tradición en la Iglesia Católica encender velas ante una imagen de un santo, santa, la Virgen o Jesús como muestra de fe y devoción, y también para hacer llegar a los santos los deseos o plegarias.

Pueden prenderle una vela a la hora que quieran“, dijo a GO Noticias el obispo argentino Jorge García Cuerva. “No hay una hora determinada”, aclaró.

Debe ser durante el momento en que uno reza y luego debe apagarse”, explicó también el obispo de la diócesis de Río Gallegos, y descartó “la idea de dejar la vela prendida durante todo el día o hasta que se consuma, eso puede ser además un riesgo de incendio”.

¿Cuál fue el milagro de la Virgen de Luján?

La historia de la festividad se remonta al año 1630, cuando un hacendado portugués que vivía en Santiago del Estero le pidió a un compatriota que le enviara desde Brasil una imagen de la Inmaculada Concepción de María.

Su amigo le envió dos imágenes que fueron colocadas en carretas al llegar al puerto de Buenos Aires. Uno de los vehículos se detuvo inexplicablemente en el partido de Pilar, a orillas del Río Luján.

Pese a que los conductores vaciaron la carreta casi en su totalidad, la misma solo avanzaba cuando la caja con la imagen de la Virgen era bajada. Entonces, llegaron a la conclusión de que la Virgen quería quedarse en esa orilla.

Cuando la historia se difundió entre los vecinos, decidieron llevar la imagen, realizada en arcilla y de 38 centímetros de altura, a la capilla más cercana. Durante los años que estuvo instalada allí, recibió como ofrendas piezas de lana y ganado vacuno, por lo que se la llamó “la Virgen Gaucha”.

La imagen fue trasladada en 1904 hacia la Basílica de Luján. Sin embargo, el centro religioso se consideró inaugurado recién el 4 de diciembre de 1910, cuando el obispo de La Plata, Monseñor Juan Nepomuceno, lideró el acto de bendición del interior del edificio.

La Basílica recibió el título oficial como tal el 15 de noviembre de 1930, otorgado por la Santa Sede y al celebrar Tricentenario de la Virgen de Luján.

Peregrinación a la Basílica de Luján

La peregrinación hacia la Basílica de Luján, que este año se realiza bajo el lema “Te quedaste con nosotros para siempre”, iniciará este sábado 7 de mayo a las 10, desde el Descanso el Peregrino, situado en la localidad bonaerense de La Reja.

La llegada a Luján está prevista para las 19, para participar de la misa dedicada a Nuestra Señora de Luján. Desde la Sociedad de Peregrinos a pie invitaron a los peregrinos a llevar un alimento no perecedero para colaborar con Cáritas.

El domingo 8, a las 14, habrá procesión desde Plaza Colón hasta el santuario, donde una hora después se celebrará la misa central. A las 18, se rezará el Rosario, informó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Fuente: Día de la Virgen de Luján: ¿por qué se celebra el 8 de mayo? | Página12 (pagina12.com.ar)

Imagen: Virgen de Luján de Karina Carrescia

Hacia un peronismo sin Perón – por Ezequiel Toti

Si le preguntamos a un argentino elegido al azar, probablemente independiente de su trasfondo personal, nos dirá que el primer gobierno de Juan Perón realizo las reformas necesarias que la Argentina necesitaba y que de haber finalizado su gobierno con un solo mandato no encontraría detractores en ningún lado.

La industrialización, la auténtica inclusión en materia de derechos laborales, políticos y sociales, la sindicalización y hasta el derecho al voto femenino son el paso que Perón se animó a dar, paso que algun gobernante eventualmente habría dado de todos modos pero que siempre da lustre a quien se anima a darlo.

Las bases del peronismo (originalmente denominado justicialismo) se basaban en el concepto de ”justicia social” acuñado, aunque pocos lo sepan, por los jesuitas; esto sumado la carismática figura de la primera dama Eva Perón creaba un halo de misterio digno de cualquier Casa Real Europea, pues en definitiva Argentina siempre fue considerada la pequeña Europa de America Latina.

Dicho sea de paso, hablando de jesuitas, peronistas y monarcas (porque el Papa es un monarca) vemos que el Obispo de Roma ha querido introyectar sin éxito el carisma del populismo peronista, recurriendo a elevar a los excluídos y darles un rol preponderante. Sin embargo una vez mas la falla cometida por Perón ahora la comete el actual pontífice: una transición populista en la que no se le dan las herramientas (políticas en el caso de Perón) ni catequisticas (en el caso del Papa) a su pueblo, un pueblo que se queda en lo emotivo, lo romántico y sin una base firme.

Décadas de peronismo nos dejaron un pueblo con miedo a no decirse peronista, algo así como el temor de no decirse parte de la clase media, en parte por un sentimiento de culpa inculcado por malos referentes del mundo católico que ven a la prosperidad como algo diabólico, ignorando que la riqueza no es mala por sí misma, sino que es malo el apego a esta.

En una palabra, asistimos a la peronización del cristianismo y no a la cristianización del peronismo, sin duda una gran oportunidad perdida.

Una dominación autoritaria con culto al líder es lo que esta sufriendo America Latina, con ”dictadores benevolentes” y sin el carisma del general Perón, que sea que nos resulte simpático o no, fue sin duda un líder culto, persuasivo y un auténtico estadista.

Lamentablemente el poder en muchos casos hace creer al líder que su persona es indispensable, que es el único capacitado para guiar la vida de los mas necesitados.

Argentina y toda America Latina pagan las consecuencias de la dependencia a un líder ya fallecido, a no permitirse nuevas alternativa y a no cuestionar ni revisar historicamente estos procesos, sirva de ejemplo los gigantes aparatos estatales mayormente inútiles que han ayudado a convertir a parte de la población en trabajadores absolutamente dependientes del Estado y a desocupados aun más dependientes todavia.

El Estado desde una perspectiva cristiana de la política es la ”Familia de Familias” pero cabe preguntarse ¿no hay acaso familias pequeñas pero sumamente eficientes?

¿Qué sucedería con el peronismo con un estado reducido? ¿se volvería el peronismo 3.0 que va a las bases y se olvida del aspecto de culto sectario o desaparecería definitivamente?

Las pandemias y guerras son la crisis que es a la vez oportunidad para la aparición de lideres fuertes, que como dice el prestigioso periodista Michael Charbon: deben dar esperanza a la gente pero diciéndoles la pura verdad y con un proyecto claro.

Sólo el tiempo dirá, después de todo, pese a los autoritarismos y excesos, la democracia sigue viva en America Latina, es sólo cuestión de recordarselo a la ciudadanía.

Ezequiel Toti

La pizza, por las nubes: aumentó más de 140% desde 2020

La pizza de mozzarella aumentó un 143% desde 2020 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), según un relevamiento realizado por el equipo económico del partido “Integrar” que lidera el ex legislador porteño, Daniel Amoroso. Asimismo, en el informe se relevaron otros productos como el pan y la docena de facturas.

“No existen referencias de precios y es difícil determinar qué es caro y barato, en poco menos de dos años la pizza de mozzarella más que duplicó su valor”, criticó Amoroso en referencia a la escalada inflacionaria. En el primer trimestre del año, la suba de precios fue 16,1%.

La muestra se efectuó en más de 80 comercios de 11 barrios de la ciudad y fue efectuada de manera presencial y telefónica, entre el 4 y el 8 de abril. Los barrios incluidos en la muestra fueron Boedo, Caballito, Devoto, Recoleta, San Nicolás, Palermo, Belgrano, Saavedra, Coglhan, Villa Urquiza y Núñez.

La investigación determinó que el precio promedio de la pizza grande de mozzarella de 8 porciones cuesta $1085,75, un 143% más que el valor obtenido en la última muestra realizada en el mes de junio del 2020 ($ 445). También arrojó datos respecto de la dispersión del valor del mismo producto en 11 barrios de la ciudad.

Por ejemplo, en Saavedra la brecha de precios supera el 238% entre dos pizzerías con tan solo trece cuadras de diferencia entre una y otra.

“La escalada de precios se debe al aumento de costos de toda la cadena de valor de este producto y es un fiel reflejo de la distorsión de precios que hay, una pizza de mozzarella vale lo mismo que un mes del servicio de luz de una casa de una familia tipo en Saavedra”, ejemplificó el político porteño.

En el caso del kilo de pan, el precio promedio es de $352,44, mientras que en el caso de la docena de facturas, el precio promedio es de 726,48 pesos, un rubro en el que también hay diferencias de hasta el 80% en un mismo barrio. Por ejemplo, en Coglhan, la docena de facturas más cara supera los mil pesos y la más barata llega a $600.

Fuente: La pizza, por las nubes: aumentó más de 140% desde 2020 | BAE Negocios

La historia olvidada de las mujeres que protagonizaron la Resistencia contra el nazifascismo en Italia

Italia festeja hoy el Día de la Liberación, que conmemora el final la ocupación nazi del país y celebra la Resistencia de los partisanos que se armaron y lucharon contra los invasores de Hitler sus colaboracionistas fascistas.

Una Resistencia que contó con la participación decisiva de miles de mujeres.

Según datos de ANPI (Asociación Nacional de Partisanos de Italia), 35.000 mujeres formaron parte de las formaciones de combate, otras 20.000 tuvieron funciones de apoyo y 70.000 se unieron a los Grupos de Defensa de la Mujer, organizaciones partisanas pioneras del feminismo italiano. 683 fueron fusiladas o asesinadas en combate; 1.750 resultaron heridas; 4.633 detenidas, torturadas y condenadas por los tribunales fascistas; 1.890 fueron deportadas a Alemania. Por su heroísmo y participación en eventos clave de la Resistencia, 16 recibieron la Medalla de Oro al Valor Militar, la máxima condecoración, y otras 17 recibieron la medalla de plata.

Sin embargo, en los libros de historia apenas se menciona su participación. En una sociedad profundamente machista, que todavía no aceptaba el papel de la mujer fuera de los estereotipos tradicionales, los nombres de las más destacadas partisanas italianas cayeron en el olvido pese a que, después de la guerra, muchas de ellas ocuparon importantes cargos en la política nacional.

“Durante muchos años, la participación femenina estuvo relegada sobre todo a un papel completamente secundario y accesorio frente al rol ´fundamental’ que desempeñaron los hombres”, escribió Santo Peli, profesor de historia contemporánea en la Universidad de Padua, uno de los mayores expertos sobre la Resistencia.

Así, los nombres, rostros e historias de estas mujeres son aún hoy poco conocidos.

Ayuda a los guerrilleros y combate en primera línea

La participación de las mujeres en la Resistencia se desarrolló en de dos formas. En primer lugar, fueron ellas quienes asumieron gran parte la organización clandestina del movimiento. Se encargaban de la red de comunicación, acogían a los guerrilleros, los ocultaban y les brindaban sustento. Fue la resistencia civil de las mujeres.

Otras, en cambio, lucharon en la guerra de guerrillas contra las fuerzas fascistas de la República de Saló, un Estado títere de la Alemania nazi, y las tropas de ocupación de Hitler. Se escondieron en los montes del centro y del norte del país. Allí se agrupaban para lanzarse por sorpresa contra algunos objetivos determinados.

Pasar a la resistencia era una decisión difícil de tomar. Implicaba un cambio radical de vida. Era entrar en la clandestinidad y abandonar la vida previa. Se debía dejar a la familia, el trabajo, el hogar. A partir de ese momento, además, pasaban a utilizar un sobrenombre, un nombre de guerra.

La tarea más común en la que se desempañaban las mujeres combatientes era la staffetta (literalmente: el relevo). Llevaban o retiraban armas y enviaban mensajes entre los distintos grupos combatientes. Eran mujeres, en la mayoría de los casos muy jóvenes, que conocían el territorio a la perfección y se movían a pie o en bicicleta. Los riesgos a los que se enfrentaban eran altísimos.

Heroínas de la Resistencia

La partisana más conocida, sobre todo por la trascendencia de su carrera política después de la guerra, fue quizás Tina Anselmi.

Anselmi había visto cómo su padre era perseguido por los fascistas italianos por defender sus ideas socialistas. Con apenas 17 años, fue obligada por tropas de las SS nazis a contemplar junto a un grupo de estudiantes el ahorcamiento de una treintena de jóvenes partisanos. Aquella experiencia le empujó a unirse a la Resistencia con el nombre de guerra de “Gabriella”.

En 1944 se afilió al partido de la Democracia Cristiana y al final de la guerra se matriculó en la Universidad Católica de Milán. Al terminar sus estudios ejerció como maestra de escuela primaria y compaginó su trabajo en el sector de la enseñanza con puestos de responsabilidad en sindicatos cristianos. A partir de entonces desarrolló una intensa carrera política que la llevó en 1976 a convertirse en la primera mujer italiana nombrada ministra, al asumir la cartera de Trabajo. Dos años después ocupó la de Sanidad y en 1981 presidió la comisión que investigó la trama de la logia masónica Propaganda Due (P2), escándalo de corrupción que sacudió al país.

Carla Capponi fue otra de las partisanas que tuvo una participación destacada en la lucha armada.

Llamada “la inglesita”, era originaria de Roma y se afilió al Partido Comunista italiano (PCI) cuando las tropas alemanas ocuparon Italia después del armisticio con los Aliados del 8 de septiembre de 1943. Uno de sus compañeros la describió como una “joven rubia que sale de noche a matar enemigos”. Siempre iba armada y se cree que participó en una docena de operaciones.

En una de ellas abatió a un oficial alemán que portaba documentos con planes para la defensa de la ciudad. Así lo contó ella misma en una carta:

“Fue una experiencia traumática. Estuve a punto de llamarlo, para que se diera vuelta… pero sabía que estaba armado. Parecía imposible que dada mi forma de ser pacífica, contraria a toda forma de violencia, yo fuera a empuñar un arma, apuntarle y dispararle en la espalda. Tomé su portafolios. Estaba en shock… Comencé a correr por la calle aun empuñando la pistola… Llovía y las lagrimas me corrían por el rostro… Luego del shock inicial, y especialmente debido a que nuestros camaradas estaban siendo arrestados y torturados, todos nuestros escrúpulos fueron reemplazados por una firme determinación de pelear por nuestra causa.”

Capponi ascendió rápidamente hasta alcanzar el grado de vicecomandante de una unidad del GAP y participó en el atentado de la calle Rasella del 23 de marzo de 1944, en el que murieron 33 soldados de las SS nazis que marchaban por Roma. Esta acción provocó la ira de Hitler, que ordenó como represalia la que es conocida como Masacre de las Fosas Ardeatinas, en la que 335 civiles italianos fueron asesinados.

Condecorada con la Medalla de Oro al Valor Militar, en 1953 Carla Capponi fue elegida diputada por el Partido Comunista italiano (PCI) en dos periodos legislativos y formó parte del comité ejecutivo de la Asociación Nacional de Partisanos Italianos hasta su fallecimiento en el año 2000.

Otra celebre combatiente fue Teresa Noce. Nacida en una familia de escasos recursos, Noce militó desde muy joven en el Partido Comunista Italiano. Perseguida por el régimen de Mussolini, se exilió en París junto a su marido Luigi Longo, quien décadas después se convertiría en el líder del PCI italiano. Desde allí realizó numerosos viajes clandestinos a Italia para organizar el movimiento opositor antifascista. Al estallar la Guerra Civil en España la pareja se unió a las Brigadas Internacionales, donde ella desarrolló una intensa labor propagandística con el nombre de guerra de “Estela”.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Noce fue detenida por las autoridades francesas y trasladada a un campo de concentración que albergaba a los extranjeros considerados indeseables. La mediación de las autoridades soviéticas le permitió ser liberada y en Marsella se unió a uno de los grupos que formaban parte de la Resistencia francesa.

A comienzos de 1943, Noce fue detenida en el transcurso de una misión en París. Encarcelada por los alemanes, los agentes de la Gestapo no lograron descubrir la verdadera importancia de la detenida, lo cual la salvó de una muerte segura. Aún así fue enviada primero en el campo de concentración de Ravensbrück y después al de Holleischen.

Pero sobrevivió y en 1946 fue una de las 21 mujeres elegidas para ocupar un escaño en la Asamblea Constituyente italiana y participó en la Comisión que redactó la nueva Constitución del país.

Teresa Mattei mostró desde muy joven su oposición al fascismo. Iba todavía a la escuela cuando desafió a las autoridades académicas al negarse a ir a clase en protesta por las infames “leyes raciales” aprobadas por Mussolini, que prohibían a los alumnos judíos asistir a los centros educativos. Su rebeldía le costó la expulsión. Afiliada al PCI desde 1942, un año después se unió a la resistencia partisana. En febrero del año siguiente, su hermano Gianfranco se suicidó en una celda de una prisión romana antes de ser torturado para que revelara los nombres de sus compañeros de la resistencia. El sacrificio de su hermano siempre inspiró su lucha.

Bajo el nombre de guerra de “Chicci”, Teresa Mattei se mostró muy activa en los grupos clandestinos que operaban en la ciudad de Florencia. El 15 de abril de 1944 planeó junto a su marido el atentado mortal contra el filosofo Giovanni Gentile, un destacado ministro e ideólogo fascista que Teresa conocía personalmente por haber sido su discípula en la Universidad de Florencia.

Acabada la guerra, tenía 25 años cuando fue elegida diputada de la Asamblea Constituyente. Al igual que Teresa Noce, participó en la Comisión que redactó la nueva Carta magna.

Por otro lado, hubo muchas partisanas que no sobrevivieron a la guerra contra los nazifascistas: 683 fueron fusiladas o asesinadas en combate, según los datos de ANPI.

Gina Galeotti fue una de ellas. Con tan solo 16 años se unió al movimiento antifascista y en 1943 participó activamente en la convocatoria de varias huelgas en protesta contra la guerra. Detenida y torturada por su militancia política, fue puesta en libertad tras la firma del armisticio de 1943. Dirigente del comité provincial del Grupo de Defensa de la Mujer de Milán, fue asesinada el 24 de abril de 1945, un día antes de que la ciudad fuera liberada.

Esa tarde acudía en bicicleta al hospital del barrio obrero de Niguarda, uno de los núcleos de resistencia contra el fascismo en Milán. Pedaleaba junto a su amiga Stellina Vecchio, con la que iba a atender a los partisanos heridos. Ocultos bajo el abrigo llevaban folletos para entregar a sus compañeros en las que se anunciaba el levantamiento para liberar Milán el día siguiente.

Eran las 15:30 cuando las dos mujeres llegaron frente a un edificio rodeado de tropas alemanas y un grupo de fascistas italianos. Al pasar junto a ellos, un vehículo de las tropas de ocupación disparó su ametralladora contra los civiles concentrados. Una de las balas alcanzó mortalmente a Gina. Estaba embarazada de ocho meses.

En su homenaje, un colorido mural recuerda su nombre en las paredes del barrio de Niguarda.

En 2014 se presentó además un proyecto de ley para declarar el 24 de abril, fecha de su asesinato, Día Nacional de la Mujer en ResistenciaLa propuesta nunca se aprobó.

Andrea Bonzo (publicado por Infobae.com el 25/04/2022)

Fuente: La historia olvidada de las mujeres que protagonizaron la Resistencia contra el nazifascismo en Italia – Infobae

Claudia Cardinale, el mito italiano que resiste y el drama que convirtió en lucha

Hubo un tiempo en que el cine italiano era potencia en el arte de construir mitología femenina y exportar esos rostros hasta Marte. Gina LollobrigidaSophia Loren, Anna Magnani, Monica Vitti fueron algunas de las ninfas inmortales de celuloide. Pero hay otra, una que se encaminaba a ser maestra en su Túnez natal, cuando el olfato de un italiano le arrebató a la docencia aquella dulzura.

“Construyámosla como made in Italy“, pensó alguien cuando vio a esos ojos petróleo vencer en un certamen de belleza tunecino. Así, nació artísticamente “La Cardinale”.  

Una banda bordada atravesando su torso, un título de Miss y un viaje al Festival de Venecia como premio. Todo vertiginosamente, como digitado por la magia, casi un cuento. En la ciudad construida sobre el agua la africana Claudia Cardinale, menor de edad, lució de a ratos su túnica típica bereber y de a instantes un bikini.

Los paparazzi dispararon hasta volverla oro. “Fue pazzesco (de locos)”, recuerda, la que al regreso de aquel “safari”, juró que nunca haría películas. Los periodistas la apodaron entonces “La chica que no quería hacer cine”.

Tan exitosa creación al estilo los spaghetti y la Vespa es a los 83 años un tesoro escondido. Monta en silencio una fundación por los derechos de la mujer y por los migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo. En la era del #MeToo arrastra un viejo dolor, convertido en bandera.

No está retirada, aunque lo parezca de este lado del océano. Las producciones que la tienen como estrella después de más 150 películas casi no tienen distribución por estas latitudes, pero por estos días podemos verla en Netflix haciendo gala de sus líneas de expresión jamás intervenidas por el bisturí: actúa en Todos los caminos llevan a Roma, de Ella Lemhagen, con Sarah Jessica Parker.

Con pocas pistas en Argentina, desde Clarín iniciamos una búsqueda en Italia. Piano piano finalmente damos con ella en Francia, donde reside. Es su hija, Claudia Squitieri, el puente para responder vía WhatsApp. Nos cuenta que el mito vive entre París y Foresta di Fontainebleau, un bosque ubicado a poco más de 60 kilómetros de la Torre Eiffel, que su vida es “serena” y “absolutamente feliz”.

Una generación se llama Claudia por ella. Tuvo el mundo a sus pies en los sesenta y setenta. Podía estornudar y ser noticia, visitaba al Papa Paulo VI en minifalda y conmocionaba al Vaticano, o viajaba a los Estados Unidos y era recibida en el Congreso, entre joyas obsequiadas por el Vicepresidente Hubert H. Humphrey. “Es una donna tan volcánica, como el Vesubio que destruyó a Pompeya“, la describían los críticos, mientras Hollywood se la disputaba a los estudios Cinecittà.

Detrás de la curva aguda de la sonrisa, el silencio de una sobreviviente, escamas que había desarrollado para esconder un infierno: una violación, de la que nació un hijo al que presentó como su hermano menor.

“No prestaría mi historia al cine. Es un asunto personal”, advierte ahora sobre lo que todavía duele.

Un drama que se transformó en lucha

Hija de un obrero siciliano de ferrocarril y una ama de casa que terminó acompañándola en toda su primera etapa de estrella, la piccola Claudia se acostumbró a lo multicultural temprano. En su casa de La Goleta, en Túnez, se hablaba francés y dialecto siciliano, en el colegio se estudiaba inglés, mientras en el barrio sonaba la música de los vecinos, rusos, griegos, malteses.

La primera participación en cine llegó de la mano de Mario Monicelli, en 1958 (I soliti ignoti o Los desconocidos de siempre). La seguidilla rabiosa de trabajos la llevó a filmar casi treinta películas en seis años y a a mudarse de país. Para entonces ya cargaba con un calvario que mantuvo oculto por siete años.

“Visconti me quería morocha, Fellini rubia, uno me dio alas, el otro me permitía no tener guión, los diálogos eran míos”, festeja la que escribió tantísimos capítulos memorables del cine.

Fue musa en 8½, con Marcelo Mastroianni, de Federico Fellini, fue una dama del 1800 en Il gatopardo, de Luchino Visconti, fue la distinguida Molly filmando en el Amazonas convocada por Werner Herzog (Fitzcarraldo). “Hollywood me quería tener allí, pero no era mi mundo. Yo me sentía europea. Lejana a las luces deslumbrantes de Hollywood”, admite.

No hay lamentos por aquel reino perdido. O no hay, en realidad, pérdida: “Todo cambia y es normal. La industria del cine ha crecido tanto… Las películas son tantísimas y también los actores. La belleza fue una ayuda ciertamente para mí. Pero más que la belleza, yo diría que he sido fotogénica. Para mí, la belleza es la simplicidad“.

“La bambolona”, como la llamaban en una época (una expresión coloquial italiana que daba cuenta de su aspecto de muñeca) visitó Buenos Aires por última vez en enero 1999, antes de volar a Punta del Este para un desfile de Roberto Giordano. Una corrección pública entonces dejó al descubierto su autenticidad. Corrigió a muchos periodistas sobre su año de nacimiento, 1938 -y no 1939, como se repetía en archivos-.

La aclaración de antidiva engrandeció aún más su paso porteño. “Nunca pisé un quirófano. No quise. En el fondo creo que es normal mantenerse siendo uno mismo, creo que lo correcto sería hacer la pregunta sobre el quirófano a aquellos que deciden borrar el tiempo”, suelta. “De la Argentina recuerdo el espíritu vivo, fuerte. Tengo recuerdos bellísimos. Principalmente la calidad de personas y de haber encontrado a tanto italiano”.

“La recuerdo extremadamente educada”, trae al presente aquella visita Teté Coustarot, quien la presentó en aquel desfile en Uruguay 23 años atrás, tras el encuentro cumbre con Valeria Mazza en el Conrad.”Amable con todos, bellísima, lamento no tener una foto de esa comida que hicimos después del evento, en casa de Giordano”, suma.

Sabe Claudia que el mundo que le tocó batallar en sus días de sirena flotando en cámara no fueron fáciles para toda una generación. Abusos silenciados, maquinaria de complicidades, el poder y los millones maquillando una industria salvaje. La propia reina Loren lo vomita enojada a los 87: “Hasta Marlon, mano larga, se quiso sobrepasar. Yo lo miré tranquila, muy tranquila. Lo pulvericé con mis ojos, y le advertí: ‘No te atrevas. No sabes de lo que soy capaz. Deberías tenerme miedo'”.

Para fines de los sesenta, “la chica de al lado”, como le decían por ser una más, nada impresionada ni modificada por el éxito, decidió contar públicamente que tenía un hijo, Patrick, a quien criaba sin cámaras y a quien había hecho pasar por hermano en complicidad familiar para “tapar” una aberración: un ataque sexual en Túnez.

“El nacimiento de mi hijo me empujó a dedicarme al cine para ganarme la vida y ser independiente. Lo hice por él, por ese bebé al que quise tener pese a las circunstancias”, explicaba a Il Messaggero. “Mi agresor continuó persiguiéndome y quería que abortara, pero yo no quise. Los hombres nunca valdrán más que nosotras. Aún no han aprendido a aceptar nuestra emancipación, el derecho a la independencia que hemos conseguido a través de tantas batallas”.

Desde Francia, una entrevista exclusiva

-¿Puede ser considerada una gran feminista?

-“Gran” no lo sé. Seguramente he querido ser parte, he querido ser una mujer libre y defender la libertad de las otras mujeres. Cada uno hace lo que puede.

-¿Qué piensa de Mee Too y de la lenta caída de un sistema perverso?

-Pienso que es una etapa obligatoria para lograr la igualdad. Creo que es muy importante romper el tabú del abuso. Hazle pesar a quien lo cometió y no a quien lo padeció.

-Ha sufrido violencia sexual. ¿Piensa que en tantos años ha cambiado algo respecto a la contención a la victima?

-Sí. Repito, hoy se está levantando un velo. Las mujeres se sienten más libres para denunciar. Esto es muy importante. Yo lo he superado viviendo… Transformando cosas. Recuperando la relación con mi hijo.

Ex pareja del productor Franco Cristaldi, su “gran amor” fue el cineasta italiano Pasquale Squitieri, quien murió cinco años atrás y con quien fue madre de Claudia Jr. Lo conoció en 1974 y trabajaron juntos en una decena de películas, mientras Claudia recibía cientos de invitaciones, desde las de Marlon Brandon hasta la de miles de desconocidos.

Amiga de Rock Hudson, con quien trabajó en Blindfold (1966) lo defendió como nadie cuando el Hollywood más hipócrita rechazaba la homosexualidad. Con Bob Dylan, en cambio, pasó de la amistad a los tribunales: llegaron a un litigio cuando él usó una imagen de ella -sin autorización- en la portada de un álbum.

La adoradora de los diseños de Giorgio Armani volvió a su Túnez en 2018, para la inauguración de la Cinemateca de su país, y regresará en breve porque nombrarán una calle en su honor. Vive intensamente, lejos de aquel final de otro mito, Anita Ekberg (la rubia angelada de La dolce vita que terminó sus días en soledad y en estado de indigencia).

“Hoy con mis hijos estamos montando una fundación para poder continuar las batallas que están cerca de mi corazón, el derecho de la mujer, el medio ambiente y el Mediterráneo. Y pronto deberían salir proyectos que han sido bloqueados por el Covid. Decido trabajar menos, pero si pasa siempre me hace feliz”.

Mas que el juego del misterio, el de Claudia es el de la “normalidad”. Esquiva la polémica, se corre con elegancia de la difusión barata. En 2017, por ejemplo, se vio envuelta en un debate cuando una vieja imagen suya protagonizaba el póster de la 70ª edición del Festival de Cannes. A la foto original le habrían afinado la cintura y el contorno de piernas mediante Photoshop. Claudia no tardó en salir a hablar con altura: “No tengo comentarios respecto al trabajo artístico sobre la foto. Se trata de un póster que, más que representarme a mí, representa un vuelo. La imagen ha sido retocada para destacar ese efecto de ligereza y transportarme hacia un sueño: es una sublimación. Como feminista convencida, no veo ataque al cuerpo de la mujer. Hay cosas mucho más importantes para debatir en este momento en el mundo. Esto no es más que cine”.

Brigitte Bardot su contracara – recluida, hosca con la prensa y retirada desde hace casi medio siglo- es su gran amiga. Lejos quedaron para ambas los tiempos de protagónico a dúo en Las petroleras, aquel western de 1971 dirigido por Christian-Jaque en el que los productores parecían querer enfrentar a duelo sus bellezas. “Tengo la estima de siempre por Brigitte. De vez en cuando nos hablamos. Nos queremos mucho”, cuenta C.C escueta, como para evitar cualquier repregunta sobre B.B, quien en 2020 volvió a las portadas por sus controversiales dichos sobre el coronavirus (“es algo bueno, una especie de autorregulación de una superpoblación que no somos capaces de controlar”).

Embajadora de la UNESCO, en su mansión frente al Sena repite el rito de mirar el agua. El río le permite recordar cómo era esa niña que en Túnez pasaba horas hechizada por lo acuático. Con aquella hipnosis del agua aprendió, tal vez, a fluir, a aceptar. Como desde aquel día en que entendió que la juventud era una circunstancia, “un momento imposible de perpetuar”: corría 1964 y Rita Hayworth, su compañera de rodaje en Circus World, entró a su motorhome y se puso a llorar: “Yo también fui joven y hermosa”, le dijo salpicándole las lágrimas. C.C no lucha contra el tiempo, lo abraza.

Marina Zucchi (publicado por Clarín el 05/04/2022)

Fuente: Claudia Cardinale, el mito italiano que resiste y el drama que convirtió en lucha (clarin.com)

El difícil equilibrio entre el ‘boom’ de las exportaciones agrícolas y la pobreza en Argentina

Desde que Rusia comenzó la guerra en Ucrania, a finales de febrero, el precio internacional del trigo y el maíz ha subido cerca de un 25%; el de la soja, un 5%. Para Argentina, uno de los grandes agroexportadores mundiales, supuso una entrada extraordinaria de divisas: en marzo, este sector aportó 2.984 millones de dólares, el mejor registro para ese mes en lo que va de siglo, y rozó los 8.000 millones de dólares en el primer trimestre, una cifra récord que supone un 18% más que el año pasado. Las proyecciones auguran que Argentina podría llegar a ingresar hasta 10.000 millones de dólares más en esta campaña que en la anterior y llegar a los 44.000 millones. Sin embargo, la buena noticia para el endeudado Estado argentino queda empañada por el impacto interno en un país donde casi cuatro de cada diez personas son pobres y la inflación supera el 55% interanual. Bajo presión por la subida de los commodities en los mercados internacionales, los alimentos en el mercado interno han subido en marzo un 7,2%.

De cara a la próxima siembra, el aumento del precio internacional del trigo hace pensar que Argentina aumentará la superficie cultivada de este cereal tan demandado. Sin embargo, los productores ponen en duda esa posibilidad. “Argentina cultiva más de seis millones de hectáreas de trigo y se podría ir a ocho, lo que significaría casi siete millones de toneladas extra y el ingreso de muchas más divisas. Aún es un poco temprano para definirlo, pero no hay señales de que esto vaya a pasar”, dice el secretario de la Sociedad Rural Argentina, Carlos Odriozola. Para él, sería necesario que antes el Gobierno acompañase con incentivos que permitiesen bajar costos para que los agricultores optasen por el trigo.

“Hay mayores precios internacionales pero también mayores costos, los márgenes no aumentaron, de hecho están por debajo del año pasado. Hay que mirar la película completa para saber si se va a sembrar más y no creo que sea necesariamente el caso”, coincide Emilce Terré, la jefa de de Estudios económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario. Entre los costos que se dispararon están los fertilizantes —algunos, como la urea, han triplicado su precio— y los combustibles, que encarecen tanto la producción como la distribución.

Los productores están en plena cosecha de soja y maíz, los dos principales cultivos del país, pero el trabajo se ha visto obstaculizado desde el lunes por una huelga de transportistas que exigen cobrar más debido a la subida del precio de los combustibles. Según la empresa de logística AgroEntregas, el miércoles ingresaron 13 camiones a los puertos del país, frente a los 4.500 que lo hicieron en la misma fecha un año antes.

La medida de fuerza ha ralentizado ya los embarques al exterior: en los últimos tres días dejaron de ingresar 450.000 toneladas de granos y hay cerca de medio centenar de buques varados a la espera de poder cargarlos. De extenderse varios días más, se paralizará también la producción de aceite y empezará a faltar en los supermercados.

“[La huelga] provoca problemas de producción en las fábricas e incumplimientos de contratos con el exterior, con las graves consecuencias que ello implica para la reputación del origen argentino y, como si ello fuera poco, también corta el flujo de ingresos de divisas”, señalaron desde la Cámara de Puertos Privados Comerciales.

“Todo esto afecta a la matriz productiva, pero las mayores dificultades son las retenciones (impuestos a la exportación), el desdoblamiento cambiario y la falta de previsibilidad”, señala Odriozola desde la Sociedad Rural Argentina. Por cada tonelada de maíz y trigo que se exporta, el Estado recauda el 12% de su valor. En el caso de la soja, la estrella del campo argentino, el impuesto asciende al 33%. A eso se le suma que los productores están obligados a liquidar al valor oficial del dólar (equivalente a 118 pesos), que es casi la mitad de la cotización paralela. De acuerdo a los cálculos de Odriozola, el productor agrícola argentino se queda con un tercio del valor de la materia prima que exporta.

Desde que el campo argentino ganó la pulseada librada contra el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en 2008 por un nuevo impuesto que al final no se aplicó, muchos grandes productores se han convertido en duros opositores a los sucesivos gobiernos peronistas, a los que acusan de entorpecer su trabajo con medidas intervencionistas en vez de facilitarlo.

El enfrentamiento tiene difícil solución: Argentina depende del campo para mantenerse a flote. El expresidente Mauricio Macri, amigo del campo, eliminó algunos impuestos a las exportaciones agropecuarias y redujo otros al inicio de su mandato; más tarde tuvo que dar marcha atrás porque no daban los números.

En 2021, cuando el país creció un 10,3% después de tres años de recesión, casi siete de cada diez dólares que ingresaron por exportaciones fueron producto de la cadena agroindustrial. Este año, gran parte de la recaudación extraordinaria que obtenga el Estado por los mayores precios internacionales de las materias primas desaparecerá después de pagar la abultada factura energética —por las importaciones de gas y los subsidios— y el aumento de las ayudas estatales con las que sobreviven millones de personas.

El acuerdo de reestructuración de la deuda con el Fondo Monetario Internacional obliga al Gobierno de Alberto Fernández a reducir los subsidios energéticos, pero se expone a que crezca la conflictividad social. “La situación social se agrava día a día”, subrayó el referente del Polo Obrero Eduardo Belliboni este miércoles en medio de la multitudinaria movilización de organizaciones sociales y partidos de izquierda en el centro de Buenos Aires. “La bronca crece y se hace carne en la gente. No puede ser que la crisis la paguen los que menos tienen”, advirtió.

Los alimentos subieron un 7,2% en marzo respecto a febrero, y cuestan casi el 60% más que un año atrás. Productos básicos como el pan han visto incrementado su valor más de un 70% y las organizaciones sociales pelean por fondos que permitan al menos comprar la canasta básica, cada vez más inaccesible. Una pareja con dos hijos y vivienda propia necesitaba en febrero casi 84.000 pesos (711 dólares al valor oficial) para no caer bajo la línea de la pobreza. El sueldo mínimo en Argentina es de 33.000 pesos (280 dólares al cambio oficial), así que ni siquiera la suma de dos trabajos precarios es garantía suficiente para adquirir bienes básicos como alimentos, ropa y medicinas.

El kirchnerismo desde dentro del Gobierno y las organizaciones sociales y los partidos de izquierda, desde fuera, piden un mayor esfuerzo al campo para sortear este nuevo temporal. Los productores y el resto de la oposición se oponen con firmeza.

Mar Centenera (publicado por El País el 14/04/2022)

Fuente: El difícil equilibrio entre el ‘boom’ de las exportaciones agrícolas y la pobreza en Argentina | Economía | EL PAÍS (elpais.com)

Paseos gratis en Buenos Aires: tres imperdibles propuestas para hacer turismo en la Ciudad

Los paseos gratis en Buenos Aires son unos de los atractivos de la Ciudad Autónoma que atrae a miles de turistas, tanto locales como extranjeros, que están en búsqueda de experiencias inolvidables o tienen ganas de aprovechar los feriados y fines de semana de una manera distinta.

En la Ciudad de Buenos Aires hay cientos de lugares con historia, arte y entretenimiento gratuitos o para gastar poco dinero. Desde crónica.com.ar te proponemos tres paseos para que planifiques qué hacer durante la semana o en tus días libres.

1. Caminito, La Boca

La primera opción para recorrer gratis en la Ciudad de Buenos Aires es el paseo Caminito, ubicado en el barrio porteño de La Boca. Este lugar combina la historia argentina y la pasión por el fútbol, y está a casi 40 minutos desde Constitución.

Los conventillos, Boja Juniors y Caminito hacen de este barrio porteño un punto muy atractivo para miles de turistas. La Calle Museo Caminito es uno de los paseos más emblemáticos de la Ciudad que tiene una longitud de casi 150 metros en la que hay opciones gastronómicas.

En este paseo se encuentran los conventillos de chapa y de diferentes colores que fueron habitados por los primeros inmigrantes que llegaron a Argentina a fines del siglo XIX y principios del XX. El trazado de este lugar, algo curvo, se debe a que sigue el cauce de un arroyo que fluyó por allí hace 100 años.

Décadas atrás, a la zona de Caminito se la conocía como “puntín”, el cual es un diminutivo de puente en idioma genovés, y también formó parte del recorrido del ferrocarril que iba hasta Ensenada, pero en 1928 fue clausurado y pasó a convertirse en un callejón abandonado.

Por suerte, ese cruel destino de abandono quedó atrás por iniciativa de un grupo de vecinos que logró recuperar en la década del 50 el terreno y lo convirtió en un paseo peatonal y en un museo. El pintor Benito Quinquela Martín fue uno de los impulsores de poner en valor aquel lugar y quien propuso el nombre de “Caminito”, por un tango compuesto por Juan de Dios Filiberto y Gabino Coria Peñaloza.

2. Museo Histórico Nacional

La segunda opción para ir a visitar es el Museo Histórico Nacional que está ubicado en Defensa 1600, sobre el Parque Lezama, a tan sólo 15 minutos desde Constitución. El ingreso al lugar es gratuito, pero los visitantes pueden aportar el monto que consideren equivalente a una entrada para contribuir.

La propuesta del museo es promover la “reflexión sobre la historia argentina a través de la conservación, investigación y exhibición de objetos, piezas de arte y documentos históricos”, como así también actividades culturales y educativas para pensar y debatir la conformación de nuestro país.

En el museo se realizan diferentes exhibiciones por tiempo limitado, una de ellas es Los 80. El rock en la calle que estará disponible hasta el 30 de mayo. Allí los visitantes podrán ver la muestra que incluye más de 800 instrumentos, foto, discos, vestuarios, diseños, afiches, entre tanta otras cosas más que recorren la historia del rock nacional de la década del 80.

El horario de visita al Museo Histórico Nacional es de miércoles a domingo de 11 a 19 horas, con excepción del viernes que permanece abierto hasta las 21:30 horas. En cuanto a la historia, el lugar propone recorrer las culturas de los pueblo originarios, la conquista colonial, la Revolución de Mayo, el Cruce de los Andres, entre otros momentos históricos de nuestro país.

Entre los objetos exhibidos están la bandera argentina de 1812 que acompañó a Manuel Belgrano durante las batallas del Alto Perú y el sable corbo que usó José de San Martín en las luchas por la Independencia.

3. Cementerio de la Chacarita

Uno de las últimas recomendaciones para visitar sin cargo en la Ciudad de Buenos Aires es el Cementerio de la Chacarita, conocido originalmente como Cementerio del Oeste, que tiene 95 hectáreas y es uno de los más grandes de la ciudad porteña. Su ingreso está ubicado sobre la Av. Guzmán 680. 

Las principales necrópolis surgieron a partir de epidemias y ese fue el caso del Cementerio de la Chacarita. El tiempo estimado desde Constitución al lugar es de casi 50 minutos, todo depende del medio de transporte elegido.

La epidemia de la fiebre amarilla sacudió a la ciudad en 1871 y se hizo necesaria la construcción de cementerios porque los existentes no daban a basto. Desde 1887 se realizaron inhumaciones y con el paso de las décadas se convirtió en un punto de turismo.

En el Cementerio de la Chacarita descansan los restos importantes figuras del mundo de la actuación, música, las letras y el deporte. Entre ellas Aníbal Troilo, Adolfo Pedernera, Benito Quinquela Martín, Luis Sandrini, Norberto Napolitano (Pappo) Alfredo Alcon. 

Se puede visitar de lunes a domingos de 8 a 17 horas. El segundo y cuarto sábado de cada mes se realizan visitas guiadas gratuitas a las 10 horas.

Fuente: Paseos gratis en Buenos Aires: tres imperdibles propuestas para hacer turismo en la Ciudad | Crónica | Firme junto al pueblo (cronica.com.ar)

 

Tres restaurantes familiares de tradición italiana en Buenos Aires

Ya se sabe, los sabores nos transportan sin necesidad de movimiento, y la gastronomía en Italia es casi tan imperdible como la catedral de Milán o el Coliseo de Roma. Comer en un restaurante italiano es visitar con los sentidos ese país que enamora. Muchos de nuestros abuelos y abuelas llegaron en barco desde aquellas tierras y nos transmitieron de generación en generación sus costumbres. Pero desde hace décadas que la gastronomía italiana no se apoderaba con tanto ímpetu, como lo está haciendo ahora de las cocinas de Buenos Aires.

Sin embargo, son solo algunas las propuestas que si bien abrieron hace años sus puertas, mantienen hasta el día de hoy “al dente” algunas de las cartas más deliciosas del país. Estos negocios familiares cuentan muchas historias al mismo tiempo, construyen comunidad, hablan de un legado que se transmite de generación en generación; de la historia de un país con sus costumbres, contratiempos y alegrías (y si se trata de Argentina mucho más aún). Cuentan también la historia de quienes trabajan allí, algunos de los cuales llegaron muy jóvenes y hoy les están pasando la posta a sus hijos para que continúen escribiendo un futuro compartido.

Tres restaurantes familiares de tradición italiana

Broccolino

La historia de Broccolino, un restaurante familiar ubicado en el Microcentro, se escribe desde 1985, donde se festejaron cumpleaños, ascensos, mundiales, elecciones, donde hubo despedidas, declaraciones de amor e inesperadas visitas ilustres, todo alrededor de una mesa, y de un rico plato porque, como bien sabemos, nada une como la comida.

Luego de la pandemia, el Microcentro comienza a recuperar su ritmo y Broccolino sigue alimentando los fuegos de su horno pizzero que se mantuvo encendido durante 38 años y las cacerolas volvieron a cocinar las pastas que gritan familia como pocos platos.

El restaurante abrió sus puertas por primera vez en febrero de 1985, en el local donde estaba la agencia de publicidad familiar. El nombre es un homenaje a los italianos que se instalaron en Brooklyn luego de las primeras olas migratorias. En Argentina, con el recetario de Luciana y la nonna que venían de Livorno, Italia, la familia se embarcó en una nueva aventura gastronómica. Arrancaron con la tradicional pizza italiana y fueron con el tiempo sumando platos hasta contar con una de las cartas más auténticas del país.

Hoy, Alejandro Ballabeni, hijo de Luciana, lidera un equipo que fue creciendo y por el que pasaron hijos, nietos y sobrinos, y donde continúan trabajando luego de más de 25 años, cocineros y mozos que son parte del corazón del restaurante. Broccolino fue creciendo y sumó un salón y un área de producción, donde se amasan las pastas frescas que alimentarán a locales y turistas que entran atraídos por el aroma que se cuela hasta la vereda.

¿Qué pedir? Las pastas son las estrellas del lugar. Frente a la nutrida carta es difícil no tentarse con una pasta rellena como los ravioles de ciervo con salsa Alfredo que trae hongos y pesto. Muchos eligen los clásicos tagliatelle all’amatriciana o alla puttanesca para quien quiere un poco de picante y para aquellos a los que les gusta compartir, hay una selección de pastas que trae cuatro variedades con cuatro salsas a elección.

Antes de las pastas, pocos se resisten a los Calamaretti Broccolino que vienen flambeados en vino blanco, o a la cebolla Broccolino, un plato tradicional que se fríe abierta y se sirve en forma de flor. Tampoco faltan las berenjenas alla parmesana y la caprese fior di latte.

Entre las carnes, la saltimbocca alla romana es un clásico del lugar junto con el lomo a la pimienta, sabores nostálgicos que sobreviven en el menú. Y como buen restaurante italiano no puede faltar el risotto en sus distintas variedades. Para el momento de los postres, nada de sutilezas: el Pecatto di Cardinale es una oda al goloso indeciso, un poco de todo para el cierre de una comida all uso nostro, suculenta y sabrosa, ¿por qué elegir si se puede tener todo?

– ¿Dónde? Esmeralda 776, Microcentro

Fettuccine Mario

En 1943, Mario Bianchi y su mujer, Ana, abrieron las puertas de su restaurante en Pilar. Con un salón elegante, una atención muy buena y personalizada, y respetando sus tradiciones italianas, deleitaron a toda la ciudad con sus menús caseros. Sin embargo, los fundadores no dieron con su prestigio y popularidad desde el principio.

“Te imaginás que en 1943 el único asfalto que había en Pilar era el de alrededor de la plaza. Por la zona, pasaba un auto por día o a lo sumo dos, solo porque estábamos ubicados al lado de una estación de servicio. Un día los dueños de la propiedad le ofrecieron a mi padre comprar el negocio porque no lo podían mantener. Aunque sonaba disparatado, mi madre lo convenció para hacerlo”, recordó sobre los comienzos de Fettuccine Mario, Atilio Bianchi, su hijo.

Los primeros años fueron muy duros pero les alcanzaba para pagar la cuota del negocio que casi sin pensarlo habían comprado. De a poco, aquellos que tenía campos en Pergamino, Capitán Sarmiento o San Antonio de Areco realizaban como parada obligatoria de almuerzo una visita al restaurante.

Aunque de nacionalidad italiana, su madre nació en Yugoslavia. Su padre, por su parte, era un boloñés fanático de la pasta. “Al principio mi padre cocinaba bifes de lomo con papas fritas y huevo. Hasta que un día uno de los clientes de siempre se acercó un domingo mientras nosotros almorzábamos en el restaurante y preguntó: ‘¿Qué es eso que comen?’. Eran los fettuccine con salsa de ragú de mi madre, una creación de fusión triestina e italiana. ‘Quiero eso’, sugirió casi sin dudarlo. Cuando lo probó aseguró que nunca había comido algo por el estilo en ninguna parte del mundo, corrió la bola entre sus amigos y así fue que empezamos a servir nuestros famosos fettuccine”.

El restaurante se encuentra ubicado en la inmediaciones de los clubes de polo más conocidos de la ciudad. Atilio recuerda que por dos meses, todos los días, un italiano, el príncipe Ruspoli, hacía que su taxi que lo traía del centro de Buenos Aires lo esperara mientras asistía a un espectáculo del deporte de élite y luego mientras comía fettuccine en su establecimiento. Un día, cuando se despedía de Atilio para regresar a Roma le dijo que quería que le preparara un plato especial para él. “Casi sin dudarlo, le dije que sí”, contó.

Al otro día cuando regresó, lo vio y recordó su promesa. Fue a la cocina, agarró los fettuccine al ragú de su madre les agregó un toque de crema y champiñones. “Le gustaron tanto que me pidió que los nombrara en su honor. Hoy es uno de los más vendidos”. Aunque no quiere compartir la receta, Atilio asegura que para la pasta “Príncipe Ruspoli” la cocción de seis horas del ragú es la clave. El hijo de Mario come pastas todos los días y solo come carne en las salsas o rellenos. Para él, una buena salsa es fundamental para unas buenas pastas. En el restaurante sirven las pastas con el queso mezclado, si el comensal pide más queso, Atilio no se lo sirve, y si prefiere las pastas sin queso, le dice que sin queso no la sirve.

– ¿Dónde? San Martín 299 y Ruta Nacional 8, Pilar

La Locanda Ristorante

La Locanda, conducido por el chef Daniele Pinna, es uno de los restaurantes más respetados y conocidos de la cocina italiana en la Argentina. El cocinero tuvo restaurante en Italia, trabajó en Barcelona, Málaga, La Toscana y Cerdeña, y abrió este lugar no hace mucho, cuando vino en 2010 acompañado de sus padres que lo ayudaron a montarlo.

Hijo de un chef y dueño de restaurante en Italia, Daniele cocina desde que tiene catorce años. Aprendió las técnicas básicas de la mano de su padre, las que luego perfeccionó en las cocinas del mundo. Hoy intenta todos los días agasajar a los comensales con su propia visión de la cocina italiana.

Entre los platos más amados del menú, están: el Antipasto Sardo, con jamón di parma, aceitunas negras, salame y queso pecorino; el Pulpo Tostato, pulpo español a la parrilla con papas; el Maccheroni alla romana con salsa alla carbonara; el Risotto ai funghi porcini; y, de postre, el mousse de chocolate y el tiramisú, el orgullo de la casa.

¿Cómo tiene que ser un plato para que me sienta satisfecho? Tiene que estar rico. No necesitás grandes cosas para lograrlo, no tiene que ser estrafalario ni muy fifí. Eso sí, la materia prima tiene que ser buena. A partir de un buen producto podés hacer lo que sea”, sostuvo en una entrevista con este medio algunos años atrás Pinna.

– ¿Dónde? Pagano 2697, Recoleta

Fuente: Delicioso legado: tres restaurantes familiares de tradición italiana en Buenos Aires – Infobae

1 2 3 72
Ir Arriba