Buenos Aires se despide de una Feria Internacional del Libro récord con 1,3 millones de visitantes

Después de dos años sin Feria Internacional del Libro por la pandemia, Buenos Aires ha cerrado este lunes una edición histórica, con récord de participación. Más de 1,3 millones de personas han cruzado las puertas de La Rural en los últimos 19 días para participar en la gran fiesta del libro argentina. Es un 30% más que en las ediciones de 2018 y 2019, cuando habían asistido un millón de personas. También las ventas repuntaron: entre un 10% y un 20%, según los principales sellos editoriales.

“Teníamos mucha ilusión porque era la feria del regreso. Ilusión y ansiedad, pero lo que pasó realmente nos desbordó, superó todo lo que imaginábamos. Es lunes y no se puede creer la cantidad de gente. No podemos estar más contentos”, responde Ezequiel Martínez, director de la Feria.

“La falta de la feria se notó. Esta es una cita cultural clásica de Buenos Aires y se notaba mucho que faltaba ese encuentro con los autores, la firma de libros, la posibilidad de que las librerías independientes muestren su catálogo y muchos otros rituales que hay alrededor de la feria. La gente se abalanzó a una cita cultural que le faltaba”, agrega Martínez.

El director de la Feria defiende también el debate que abrió el escritor Guillermo Saccomanno con su incisivo discurso inaugural. “Está muy bueno que haya disparado una discusión y no abucheos”, señala al referirse a las críticas que Saccomanno lanzó contra el sistema de producción editorial y al hecho de que la Feria se realice en el predio de una institución a la que acusó de haber sido “instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros”.

El sector editorial ha sufrido la pérdida de poder adquisitivo de los argentinos desde la crisis económica de 2018, que se agravó con la pandemia de covid. El último lustro estuvo marcado por importantes mermas en la producción y en la venta de libros. “A pesar del frenesí y la euforia de la organización y su expectativa en la facturación, nuestro presente no tiene mucho de festivo”, advirtió en su discurso Saccomanno. Sin embargo, la recuperación registrada en esta edición supone un balón de oxígeno para editoriales y librerías del país.

Las buenas cifras de ventas han ido acompañadas de otra noticia positiva: la gran presencia de jóvenes entre los pasillos de la Feria. Fueron mayoría en el Encuentro Internacional de Bookfluencers y también asistieron masivamente a presentaciones de libros juveniles y de temáticas como cambio climático, feminismo y diversidades sexuales.

Como había pasado meses atrás en la Feria de Guadalajara, la de Buenos Aires permitió el reencuentro de escritores de todo el continente después de dos años de charlas virtuales. Alejandra Costamagna, Roberto Apprato, Mercedes Güiraldes, Selva Almada, Carolina Sanín, Katya Adaui, Diego Payares, Marcial Gala, Diego Manso y María Negroni fueron algunos de los invitados a la novena edición del Diálogo de Escritores y Escritoras de América Latina. La literatura como forma de resistencia, las relaciones afectivas y la modernidad, los miedos y tabúes que enfrentan quienes escriben y las figuras de madres, padres e hijos en la literatura fueron motivo de debate a lo largo de tres días.

En total, hubo casi mil actos culturales en las salas del centro de exposiciones y cerca de 4.000 autores firmaron ejemplares de sus libros. La escritora de novelas románticas Florencia Bonelli, la novelista trans Camila Sosa Villada, el Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa y el economista y diputado ultraliberal Javier Milei fueron algunas de las estrellas de esta edición, con presentaciones a sala llena y público que quedó fuera sin poder entrar.

Mar Centenera (publicado por El País el 16/05/2022)

Fuente: Buenos Aires se despide de una Feria Internacional del Libro récord con 1,3 millones de visitantes | EL PAÍS Argentina (elpais.com)