250.000 italianos emigran cada año

Después de los intensos movimientos de los años ’50 y ’60 la migración de los italianos hacia el exterior bajó en los años ’70 y se redujo notablemente en las tres décadas sucesivas hasta llegar por de bajo de las 40 mil unidades anuales. En cambio a partir de la crisis del 2008 y especialmente en los últimos 3 años las partidas tomaron vigor hasta llegar a niveles post bélicos, cuando al menos 300.000 italianos al año partían de Italia.

Aún bajo el impacto de la última crisis económica que el país no logra superar, los translados al exterior llegaron a las 102 mil unidades en 2015 y 114.000 en 2016, mientras que los retornos cuentan unos 30.000 casos al año.

Los que emigran son personas cada vez más jóvenes con un nivel de instrucción superior. Entre los italianos con más de 25 años, de que dejaron el país en 2002 el 51% tenía escolaridad primaria, el 37% secundaria y el 11,9% universitaria, pero ya en 2013 el 34,6% contaba con escolaridad primaria, el 34,8% secundaria y el 30,0% universitaria. Según estimaciones se llega a que de los 114.000 italianos emigrados en 2016, hubo 39.000 con istrucción secundaria y 34.000 con título universitario. Las tres cuaartas partes de las partidas se dirigen a países europeos encabezados por Alemania y Gran Bretaña, seguidos por Austria, Bélgica, Francia, Luxemburgo, Países Bajos y Suiza, mientras que ultraocéano se orientan a Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos y Venezuela (más información en la edición en idioma italiano).